jueves, 28 de diciembre de 2017

El aprendizaje 2.0

“Hay momentos en que la audacia es prudencia”
Clarence Darrow

Es evidente que la relación entre el conocimiento y quienes lo consumen (ya sea porque quieren o porque les obligan) ha cambiado tanto en estos últimos años, que la idea en la que se ha basado la enseñanza durante siglos ha envejecido de golpe.

Hasta hace bien poco se consideraba que el saber estaba encerrado en algún "contenedor", que podía ser la mente del profesor o profesora, o un libro. Quien quisiera poseer el conocimiento debía esperar al momento en el que el poseedor lo liberaba, lo transmitía (es decir, en clase, en un curso, en un momento y lugar concretos) o intentar por su cuenta el asalto al libro-fortaleza.

El mismo fenómeno se daba en el ámbito de la información. Las noticias las transmitían unos pocos, la mayoría las consumía.

Hoy en día esta visión no se mantiene. La información ya no está en contenedores, circula por redes y, en ese viaje, se actualiza, se matiza, se critica, se presenta desde distintos ángulos, se enriquece, se falsea, se copia, se parodia...

La cuestión que inmediatamente se plantea un docente es "¿qué enseñamos entonces?". Hace un par de días leí que "la escuela debe enseñar de todo, y cuanto más inútil mejor..."

A mi modesto entender, no está bien enfocado el asunto. No se trata de optar por unos conocimientos u otros en razón de su utilidad (o de su inutilidad). Creo que debemos preparar a los estudiantes para saber enfrentarse a problemas complejos, estimular su imaginación, su capacidad de razonamiento y de crítica.

Tratar de solucionar un problema, tener que hacerlo junto a otras personas, organizar su trabajo, aprender a tomar decisiones, es decir, practicar habilidades que son necesarias para desenvolverse en eso que llamamos, de una forma un tanto absurda, la vida real (como si hubiera otra).


El aprendizaje ocurre en estos contextos, cuando se busca algo, se dialoga con otros, se piensa en la mejor manera de hacerlo, se buscan soluciones...Es más bien un proceso, y tiene poco que ver con memorizar una información y después repetirla por escrito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.